Lesión de los isquiotibiales

La distensión o desgarro muscular de los isquiotibiales es una de las lesiones más comunes en deportistas debido a que involucra un mal calentamiento (pre-entreno) o poco reposo entre sesiones con un ejercicio de potencia explosiva inadecuado. Dependiendo el nivel de gravedad, esta lesión se distingue por un dolor intenso localizado en la parte posterior del muslo y puede presentar equimosis asociada.

¿Qué son lo isquiotibiales?

Es uno de los grupos musculares de mayor fuerza en el cuerpo ubicado, como bien dice su nombre, desde el isquion (pelvis) hasta la inserción distal en la tibia, transcurriendo por la zona posterior del muslo. Está formado por el bíceps femoral, el semimembranoso y el semitendinoso.

Músculos Isquiotibiales

¿Por qué afecta principalmente a deportistas?

Las lesiones más comunes de esta área son los desgarros, roturas de fibrilares y contractura muscular. Son causadas principalmente por fuerzas elevadas durante las contracciones excéntricas en el músculo sin haber realizado un calentamiento óptimo o si se ha sobre-trabajado al no dejar tiempo suficiente de recuperación entre sesiones. Por tales razones, son ocasionadas en deportistas, aunque otra de las causas es la debilidad muscular que puede ser generada por razones que afectan a un grupo de personas más amplio.

Dentro del mundo deportivo, es más frecuente en disciplinas que exigen movimientos explosivos como cambio de ritmo al correr, golpeo al balón o saltos, principalmente en el fútbol o el atletismo.

¿Cómo se clasifican las distensiones?

Los desgarros o distensiones clásicamente se clasifican en tres grados de acuerdo a su gravedad, siendo el 1 el más leve y el 3 el más grave, pero hoy en día se está trabajando en clasificaciones más especificas de cada grupo muscular, destacando el gran trabajo que está haciendo el equipo médico del Futbol Club Barcelona por estudiar detalladamente cada lesión y poder desde el inicio de la lesión el pronóstico y tiempo de recuperación que pueden tener.

Grado 1. Distensión leve donde existe un estiramiento o rotura de alguna fibra muscular. No afecta la movilidad y produce una molestia ligera. Quien la padece puede no estar consciente de la lesión y sólo nota el dolor a las horas siguientes de la actividad deportiva.

Grado 2. Distensión moderada que consiste en una rotura de fibras musculares y del tendón. Se distingue por un dolor significativo al palpar la zona, pérdida de la movilidad o molestia al andar y correr. En ocasiones también presenta tumefacción y requiere detener la actividad física al momento. Este grado necesita de un tratamiento supervisado por un profesional médico.

Grado 3. Distensión grave con una rotura importante de fibras o de la inserción del tendón. La movilidad es prácticamente nula, el dolor es intenso y se puede presentar un edema. Su tratamiento es obligatorio por un profesional médico, pudiendo llegar a requerir intervención quirúrgica y se requieren de ejercicios específicos para su recuperación.

Les dejo el link del Futbol Club Barcelona donde pueden descargar la nueva guía clínica realizada con la FIFA que es un resumen espectacular. 
Muscle Injuries Clinical Guide 3.0

Si se ha sufrido alguna lesión de los isquiotibiales y el rendimiento deportivo ha disminuido, se recomienda realizar un diagnóstico más detallado para determinar un tratamiento que mejore la condición física del paciente.

Realiza tu primera consulta con nuestro especialista experto en traumatología deportiva a través del formulario de contacto.

Categories : Blog