¿Qué es la artroscopia de cadera?

Me encanta explicar a mis pacientes de forma sencilla cómo funciona y cuáles son los  beneficios de la artroscopia para tratamientos en la CADERA.

Hoy en día, el avance tecnológico en la medicina permite tener procedimientos quirúrgicos cada vez menos invasivos y con un alto nivel de eficacia. Así, la artroscopia se ha desarrollado a tal punto que el médico especialista puede lograr una visión clara del interior de la CADERA para diagnosticar y tratar problemas en esta articulación.

Por definición, la artroscopia es un procedimiento quirúrgico común en el cual una articulación (artro-) se visualiza (-scopia) usando una cámara pequeña de alta resolución que transmite imágenes en vivo a monitores de alta definición. Éstas y otras mejoras han transformado este procedimiento en una herramienta muy eficaz para tratar los problemas de cadera. Se estima que se realizan más de 1 millón de artroscopias de cadera cada año en el mundo.

La artroscopia se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones, en las que se inserta un instrumento con una cámara pequeña del tamaño de un lápiz largo en la articulación de la cadera. Este aparato, llamado artroscopio, envía la imagen al monitor de una televisión donde el cirujano puede ver las estructuras de la cadera con gran detalle aumentadas 16 veces de tamaño.

Además, la artroscopia también permite palpar, reparar o quitar tejido lesionado y remplazarlo para hacer cirugías de preservación de la articulación. Para hacerlo, se insertan pequeños instrumentos quirúrgicos a través de otras incisiones llamadas portales.

Esta cirugía se realiza en atención ambulatoria o con una noche de hospitalización y tiene una duración aproximada de 1 hora 30 minutos. Se ejecuta bajo anestesia regional o general, dependiendo de las recomendaciones del médico anestesista.

El procedimiento comienza con un portal de visión, posteriormente, la articulación se llena con una solución de suero estéril que permite limpiar cualquier líquido turbio que pueda entorpecer la visión del médico.

Después, el cirujano inserta el artroscopio y usará la imagen proyectada en el monitor para guiarse a través de la articulación. Con una visión clara y al detalle de ver aumentada la realidad, el cirujano es capaz de diagnosticar debidamente dónde se encuentra la enfermedad del paciente. Durante el tratamiento quirúrgico se insertan instrumentos diminutos a través de otra pequeña incisión, según la ubicación de la lesión. Estos instrumentos de alta tecnología son muchos ,entre ellos electrocoaguladores que funcionan en medios líquidos, pinzas diminutas para pasar suturas, y arpones o anclajes de hasta 1.3 mm. Personalmente, me encanta la artroscopia por que nos permite trabajar causando la mínima lesión para poder recuperar y reparar el tejido dañado.

Por último, el cirujano retirará el equipo y cerrará las incisiones con unas suturas y cubrirá la zona con un vendaje suave.

La artroscopia de cadera se usa comúnmente para:

  • Tratar pinzamiento femoro acetabular.
  • Reparar y reinsertar el labrum articular.
  • Realizar osteoplastias femorales y acetabulares
  • Tratar el pinzamiento isquiofemoral.
  • Realizar revisiones de atrapamiento del nervio ciático.
  • Tratar lesiones deportivas de isquitibiales.
  • Tratar la cadera en resorte externa (producida por resalte de la fascia de lata).
  • Técnicas de reparación de cartílago articular.
  • Técnicas de reparación de cartílago articular.
  • Quitar cuerpos libres dentro de la articulación.
  • Quitar tejido sinovial inflamado.

El resultado final de la cirugía se determina por el grado de daño en la cadera.

En casos leves, el paciente podrá volver a la mayoría de sus actividades físicas después de 6 o 8 semanas. Sin embargo, en casos donde el daño es considerable y el cartílago articular presenta una lesión importante, es necesario adoptar un nuevo estilo de vida que limitará las actividades físicas con el objetivo de evitar el dolor y reincidir en una lesión aún más grave, por eso la clave PRINCIPAL de esta cirugía es la INDICACIÓN QUIRÚRGICA CORRECTA por un especialista experimentado.

Antes, durante y después de la cirugía, es vital el acompañamiento con un especialista traumatólogo que diagnostique oportunamente la enfermedad y determine el proceso quirúrgico ideal para una pronta recuperación. Sobre todo, es importante contar con cirujanos expertos que puedan resolver de forma inmediata y efectiva cualquier complicación que pueda presentarse en la cirugía. Es clave también contar con un equipo de Fisioterapeutas experimentados en tratar estas lesiones. No hay que olvidar que el 50% del éxito de la cirugía está en las ganas de recuperación del paciente y en el excelente trabajo realizado por los imprescindibles fisioterapeutas.

Para más información sobre este procedimiento y agenda de citas en línea o presenciales, escríbenos por medio del formulario de contacto.

Categories : Blog